Una adolescente oriental  adoptada por una familia acomodada de Galicia, está en peligro. La repentina de muerte de sus abuelos, fueron el inicio de lo que podía ser su propio final. Sus padres biológicos murieron en un terremoto en Kyoto, y unos benefactores gallegos la rescataron  de un orfanato en Japón. Sus dotes para el piano la auguraban un futuro brillante en el conservatorio, pero la muerte de sus abuelos adoptivos cambió su vida de una manera inesperada. Un periodista de la voz de Galicia recibió un mail de una amiga de la angustiada adolescente.

         Los susurros de los Sauces rojos es una novela que nos acercará al Mundo de Asunta, adolescente fallecida el 22 Septiembre de 2013, cuyos padres adoptivos fueron hallados culpables del asesinato de la menor. La novela mezclamos la realidad con la ficción para poder entender las claves de este macabro asesinato. Un matrimonio acomodado, unos abuelos fallecidos en misteriosas circunstancias en menos de seis meses uno del otro, un jurado popular que debe dar un veredicto. Muchas veces la realidad supera la ficción, y esta puede ser una de ellas. En la novela intentaremos reconstruir los hechos mezclados con la ficción, la dificultades de las pesquisas policiales, el ser elegido en un jurado popular durante cuatro semanas, para determinar si los padres eran los homicidas. Nunca una decisión fue tan difícil. ¿Son culpables o inocentes?.¿Cuáles fueron los verdaderos motivos del asesinato? ¿Qué descubrió Asunta?. Esta novela nos aportará algunas de las claves los Miércoles en la Pluma de Oro.

Los Miércoles iremos adentrándonos en Los Susurros de los Sauces rojos, el blog personal de Asunta, y poder conocer los presentimientos y reflexiones de esta joven adolescente, que no pudo esquivar su fatídico destino. “En septiembre estoy muerta“, es el lo último que escribió en su blog…

 

El Susurro de los Sauces Rojos –  CAPITULO PRIMERO                    

         6 de Julio 2013 17.35 Blog el Susurro de los Sauces Rojos, por Asunción Salvatierra. Reenviado a la Redacción La Voz de Galicia 15 de Julio 2013, 9 horas. Remitente: Ángela.

Cada vez estoy más segura que las muertes de mis abuelos maternos no fueron de forma natural como certificaron los investigadores hace un año y dos meses. Se encontraban bien de salud, sus corazones eran fuertes y generosos, no puede ser que se fueran tan pronto los dos, primero mi abuela Rosario y seis meses después mi abuelo Ramón, no encuentro explicación a sus muertes tan repentinas, aunque mis pensamientos siempre se dirigen en la misma dirección,  y no puedo excluirlos de mi cabeza, me avergüenza pensarlos y sentirlos así, no puede ser, y no se a quien contárselo Estoy segura, ahora que presiento que yo voy a ser la siguiente, después de que me intentaran matar hace dos meses. Me encuentro mucho peor desde que recibo esa maldita medicación que me dan mis padres, dicen que es por mi bien y que me hace descansar por las noches, pero me encuentro dormida la mayor parte del día, sin fuerzas para asistir  a las clases de piano del Conservatorio, tengo náuseas y vómitos. Por las tardes, intento escribir,  en mi blog, par mantenerme despierta. Hoy voy a quedar con Ángela en el centro comercial cerca de casa, para comentarle que aquel hombre intento matarme al entrar en casa de madrugada, y mi madre entro en  mi  habitación con un enorme cuchillo Todo fue tan rápido, me encontraba profundamente dormida, y de pronto note una pesada mano de látex en mi cara, y ver a mi madre entrar con ese cuchillo tan desesperada No pude ver a mi agresor.

         Mi salud es más frágil estos últimos días, pero tengo que recuperar las fuerzas para poder desahogarme y contar todos mis malos presentimientos a Ángela, y enseñarle la nueva poesía, que he escrito a mis abuelos, los quería tanto, eran tan buenos conmigo se marcharon tan pronto, tan seguidos los dos, tan juntos Como les echo de menos, sin ellos estoy sola,  perdida Se que la siguiente seré yo, lo presiento No pude hacer nada por ellos, aún no lo sabía, estaba tan ciega, tan confundida del falso amor de mis padres, de sus caprichos y parabienes.

 

CONTINUAR LEYENDO NOVELA

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad ACEPTAR

Aviso de cookies